CHINA HONG KONG MACAO ASIA

RUTA POR CHINA: Hong Kong y Macau

¡ H E Y   T R A V E L E R S !
Hoy os voy a hablar sobre nuestra etapa en Hong Kong. Para mi ha sido, sin duda, la mejor ciudad de nuestra Ruta por China gracias a su caos ordenado, sus vistas espectaculares, su gente y lo avanzados que están respecto al resto de ciudades (bueno, aún falta por terminar de conocer Shanghai, que es donde estamos ahora…)

¡Empezamos!
DÍA 14: LLEGADA EN TREN A HONG KONG – VICTORIA HARBOUR

Nos despertamos temprano y dejamos el hotel de Guilin. Tardamos muchísimo en encontrar un taxi que nos llevara a la Estación del Norte desde donde salía nuestro tren de alta velocidad rumbo a Shenzen. Cuando finalmente encontramos uno, nos llevó pitando porque sino no llegábamos. El taxi nos costó 26¥.

** Para ir a Hong Kong en tren, hay que bajarse en Shenzen North Railway Station, coger un metro e ir a la frontera entre China y HK. Y una vez pasas el control de pasaporte en esa misma estación, ya estás en terreno HK.

Cogimos el tren a las 10.59h y llegamos a las 14.03h a Shenzen. Cogimos el metro L4 dirección: Futian Checkpoint. Una vez allí,si quieres pasar a Hong Kong tienes que hacer cola para control de pasaportes y se debe rellenar, como no, un papelito como el que os enseño.


La suerte del control de pasaportes cuando entras en China es que los visitantes/turistas acostumbran a saber hacer cola y a respetarse porque así nos han enseñado desde pequeños. Pero en este caso, como se trataba de entrar en Hong Kong, tuvimos que adoptar el estilo chino (empujar a quien quería colarse) para que así 375.948 de ellos no se colaran delante de nuestra cara. NO SABEN HACER COLAS.
Bueno, con un poco de mal humor pero súper emocionados de estar ya en Hong Kong, en primer lugar fuimos a cambiar dinero, ya que en pasan a ser Dólares de HK, y cogimos el metro desde esa estación, que después de la frontera pasa a llamarse Lok Ma Chau (ERL). Hicimos dos transbordos hasta llegar a Tseung Kwan O, nuestra parada donde teníamos el hotel: Holiday Inn Express Hong Kong Kowloon East. Nos encantó!

Cuando lo reservamos, estuvimos mirando opciones más céntricas pero es que los hoteles son bastante caros en esta ciudad. Así que preferimos coger uno alejado del centro pero que estuviese bien, y acertamos de lleno. Moderno, con buffet libre para desayunar, habitaciones con vistas increíbles y muy atentos. Repetiríamos segurísimo.

Con la tontería llegamos a las 18h al hotel. Así que dejamos las maletas y nos dirigimos al centro a dar una vuelta. Para moverse en metro, puedes comprar tickets individuales o sino también venden unos tickets de 24h para moverte ilimitadamente durante este período por 65¥. Nosotros lo calculamos por encima y pensamos que nos saldría a cuenta, así que los cogimos. Bajamos en Tsim Sha Tsui y recorrimos Nathan Road hasta llegar a Victoria Harbour. Es una calle llena de tiendas de todo tipo y donde por un momento puedes pensar que estas en Nueva York.


Una vez en Victoria Harbour nos esperamos a que fueran las 20h para que empezara el espectáculo de luz y sonido del skyline de Hong Kong. El espectáculo en si no es muy impactante, pero si que lo es el skyline.



DÍA 15: KOWLOON PARK – AVENUE OF STARS – CENTRAL – VICTORIA PEAK – LADIES MARKET

Cogimos el metro y nos dirigimos a la parada Tsim Sha Tsui, donde hay el Kowloon Park. En este parque la gracia es ver las sesiones matutinas de Tai Chi, aerobic, etc. ¡Muy auténtico!

Más tarde, bajamos otra vez por Nathan Road hasta Victoria Harbour para volver a ver las vistas de esta magnífica ciudad a la luz del día. Y nos volvió a encantar.

Continuamos caminando por el paseo hasta llegar a Avenue of Stars. Está bien, aunque me esperaba más cosa. Supongo que es porque la mayoría de las estrellas asiáticas que hay representadas no las conocíamos…


Cuando terminamos de hacer el tonto por allí, cogimos el metro y nos dirigimos a Central, el distrito financiero más cool. Es un barrio con imponentes edificios, donde hueles que se mueven los negocios, pero a la vez lleno de calles estrechas donde esta lleno de tiendecitas y restaurantes para comer. Las calles tienen unos desniveles increíbles, y es allí donde están situadas las escaleras mecánicas más largas del mundo: las Mid-Levels Escalators. Las cogimos y nos fuimos bajando donde quisimos: Hollywood, Soho, etc. Hay que perderse y descubrir.


A medio camino, encontramos, escondido dentro de un gran edificio, un restaurante que nos llamó la atención y paramos a comer: DanDan. Comimos un menú de unos 70¥ por persona donde entraba: plato principal (escogimos noodles con pollo y verduras), aperitivo (escogimos ensalada de algas) y bebida (AGUA). Estaba riquísimo.


Cuando terminamos de comer, bajamos hasta el puerto a comprar los tickets de ferry para ir a Macau al día siguiente. Habíamos leído en blogs que se formaban colas larguísimas si los comprabas el mismo día. Así que para prevenir, nos plantamos allí. Hay muchos Pier: 1,2,3…. Y es un lío. Para ir a Macau hay que ir al Hong Kong Macau Ferry Terminal, que está mirando al mar, a la izquierda de todo, casi apartado del resto y se accede por dentro de una especie de centro comercial. Parada de metro: Sheung Wan. Compramos los billetes con TurboJet, ida a las 8.50h y vuelta a las 8.45h, con 1h de trayecto cada uno, por unos 700¥ en total (2 personas, ida y vuelta).

Con los billetes guardados, cogimos el metro y nos dirigimos a Peak Tram (metro: Admiralty). Y… ¡tachán! ¡LA SÚPER COLA! Casi me desmayo al verlo. Hacía un calor terrible, la cola ocupaba dos calles enteras. Sí, sí amigos…. Había un punto en el cual un policía iba diciendo cuando la gente tenía que cruzar la calle… Y encima, lo que faltaba para rematar, ¡hacer cola con chinos! Que como ya he dicho al empezar el post, es algo donde se desprende compañerismo y respeto…….

En fin, sigamos. Para subir al Victoria Peak creo que puedes subir por tu cuenta o coger el funicular que te lleva arriba. Nosotros cogimos este último. Tickets de 90¥ con entrada, subida en funicular, acceso al Sky Terrace. Las vistas son increíbles mientras subes, aunque es imposible que suba más empinado. Físicamente creo que es imposible. La gente que tenga vértigo como yo puede optar por mirarse los pies o cerrar los ojos. Suerte que dura tan sólo 8min el trayecto. Una vez arriba merece MUCHO la pena.


Compensa de largo las 2-3horas que te has marcado de pie. Las vistas son increíbles y si te esperas a que se haga de noche aún más.


Cuando terminamos de hacer mil fotos, volvimos a coger el funicular y bajamos.

Para terminar el día nos dirigimos al Ladies Market (metro: Mong Kok). Es una calle bastante larga donde se ponen todo de paraditas a vender chorradas, imitaciones, maletas, bolsos, relojes, etc. De TODO. Y te van acribillando a cada paso que das para que les compres algo. Al comprar tienes que regatear SIEMPRE. Sino te toman el pelo. Del precio que te dicen de entrada tienes que bajar al 15% de este aprox. Aunque se enfaden, si ven que estas convencido y haces ver que te largas, te lo terminan bajando al precio que tu has dicho.

DÍA 16: MACAU

Desayunamos nuestros huevos revueltos y un par de tostadas con mermelada que nos supieron a gloria durante esos días en Hong Kong, cogimos el metro y nos bajamos en Sheung Wan. A las 8.40h ya estábamos sentados en nuestras butacas del ferry.

Llegamos a las 9.45h al puerto de Macau. Tan sólo salir del barco, decenas de guías se te tiran encima diciéndote que aquí la gente no habla ni inglés ni chino, sino sólo portugués, así que necesitaríamos a un guía para conocer toda la ciudad. Pero cuando les decíamos que éramos españoles y que entendíamos el portugués ya no sabían cómo vendernos el tour… ¡Muy gracioso el tema!

En la oficina de turismo del mismo puerto, dan unos mapas ideales con todos los puntos a ver y los autobuses que paran en cada lugar. Así que decidimos coger el bus 10 que nos llevó a la Plaza del Senado.


Desde allí caminamos por las callejuelas dirección las Ruinas de San Pablo. Está todo muy bien indicado con carteles, es muy fácil orientarse.


Una vez en las ruinas y con un calor sofocante, paramos en un Starbucks a tomarnos algo y refrescarnos. Porque…¿Ya he mencionado que aquí en China hay un Starbucks en cada esquina? Es alucinante… En cada cruce de calles mínimamente importante hay un McDonalds, un KFC y un Starbucks. En casi todas las paradas de metro también. Y en los centros comerciales que no falten tampoco! Eso sí, comparado con el resto de China es muy caro. A veces puede llegar a costar más un frapuccino que la entrada a un museo/templo.

Cuando nos recuperamos, subimos hasta la Fortaleza do Monte. A mi personalmente me decepcionó un poco. Me esperaba más cosa. Una vez visitada, volvimos a dirigirnos a la Plaza del Senado y buscamos algún sitio donde comer.

Con la barriga llena, nos dirigimos a la zona de los casinos, concretamente al Casino Gran Lisboa. ¡Que empiece la fiesta! ¡Nos encantó!

Aunque parezca que Macau se ha quedado anclado en el pasado, fue muy divertido ver a tantos chinos concentrados apostando en juegos que, sinceramente, no sabíamos ni que existían.


Después de hacer el tonto entre ruletas y barajas de cartas, decidimos ir hacía Taipa, al otro lado del Punte de la Amistad, en autobús. Este puente es muy chulo por las vistas, la distancia que tiene y su forma un tanto curiosa.

Cuando llegamos al otro lado, bajamos del autobús y recorrimos las calles. Se nota que fue una colonia portuguesa. Sus calles, sus edificios y sus restaurantes recuerdan a España. No parece que estés en China ni mucho menos.


Llegamos al hotel Galaxy. IMPRESIONANTE. Parece que esté hecho de oro. Entramos y lo recorrimos un poco por dentro.


Cuando nos cansamos fuimos al otro hotel de al lado, el señor TH VENETIAN. Otra majestuosidad. Tiene de TODO dentro de él, hasta una reproducción de las calles de Venecia donde puedes coger una góndola y pasearte por su interior. Hay un mundo dentro de él.


Para mi es una de las visitas obligadas de Macau. Además, este hotel ofrece el servicio de shuttle bus directo tanto al aeropuerto como al ferry cada 5 minutos. Así que lo cogimos y en menos de una hora estábamos en el puerto.

Llegamos al puerto a las 19h y no teníamos el ferry hasta las 20.45h, pero como ya estábamos cansados de todo el día intentamos hablar con los de la oficina por si nos podían poner en algún ferry que saliese antes. Nos dijeron que teníamos que entrar, pasar todos los controles y colocarnos en la cola del ferry de la hora que queríamos ir y, si a último momento quedaban plazas, nos dejarían pasar. Y así fue. Aunque éramos como unos 20 haciendo cola para el ferry de las 19.15h sin tener el ticket de esa hora, sobraron plazas y ¡DENTRO! Un lujazo poder volver antes de lo que teníamos previsto. Sino la espera se hubiese hecho eterna…

DÍA 17: SAI KUNG

Nuestro último día en Hong Kong quisimos relajarnos un poco y decidimos ir a Sai Kung. Habíamos leído en blogs que era un pueblo pescador muy mono y curioso. Así que directos hacia allí. Cogimos el metro y bajamos en Choi Hung Station. Os dejo el panel de salidas del metro porque nosotros nos perdimos y estuvimos a punto de coger un bus en dirección contraria. Así que aquí tenéis. La salida es la C2.


Justo al terminar de subir las escaleras de la estación, a mano derecha hay las paradas de los autobuses. Para ir a Sai Kung cogimos el 1A. Nuestra parada es la última, así que no hay que preocuparse para saber donde se tiene que bajar, y además en Hong Kong la gente habla inglés, ¡fácil!

Después de unos 30min en bus, llegamos al pueblo. Sai Kung es muy bonito. Tiene un paseo donde puedes ver cómo los pescadores venden sus productos directamente desde la barca. Es muy muy auténtico.



Además, hay barcos que te dan la opción de llevarte a playas paradisíacas.

P E R F E C T O


Y, por última, otra curiosidad de este pueblo es que aquí la gente trata a los perros como personas. Los llevan vestidos, en los restaurantes tienen silla propia y un bol con agua, etc. Increíble. Nunca antes había visto algo similar. Todas las terrazas de los restaurantes estaban llenas de sillas con perros sentados como señoritos. ¡Muy divertido!



De restaurantes, el más famoso de allí es el Chen Kee Sea Food, en el cual hay unas peceras enormes con todo tipo de pescado vivo y tu escoges el que quieres comer. Para volver, hicimos el mismo trayecto pero al revés.
Nos queda muy poco para terminar este gran viaje… Pero hasta entonces síguenos en: @mireiacrexans

EUROPA

ASIA

AMERICA

You Recently Viewed ...

FEBRERO

ENERO

VIDEO: CHINA 2016

AMOR PORTUGUÉS

RUTA POR CHINA

Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

01 Comment

LEAVE A COMMENT

CREXANS

Crexans nace de la ilusión y curiosidad que nos despierta el viajar, conocer mundo. A uno le apasiona fotografiar cada rincón y a otro investigar y empaparse de nuevas formas de vivir. En la vida lo más importante no es dónde llegas, sino las experiencias que vives durante el camino. Así que aquí estamos, dejando huella de nuestro trayecto.

INSTAGRAM @CrexansTravel

@crexanstravel

New title