CHINA ASIA

RUTA POR CHINA: Guilin 

¡Nos quedan las dos grandes! Estamos en el hotel de HongKong y estoy muy emocionada. Hacía mucho que quería venir y por fin estamos aquí!

A pesar de esto, no ha sido fácil despedirse de Guilin… La ciudad es bonita, pero sus alrededores te dejan con la boca abierta. En los ratos muertos en bus fuimos recordando los capítulos de Dragon Ball. Dicen que los dibujos se inspiraron en los paisajes de Guilin y la verdad es que son clavados. Además ha sido un “break” en medio de la naturaleza después de tantas ciudades seguidas. ¡Nos ha encantado!


DÍA 11: LLEGADA A GUILIN – DOWNTOWN

En Chengdu nos despertamos temprano, como de costumbre, y fuimos hacia el aeropuerto. Hay opción de ir en shuttle bus, pero como íbamos super cargados y tampoco nos quedaba cerca la parada, decidimos coger un taxi. Nos costó unos 100¥.

Una vez en el aeropuerto, tuvimos problemas con las maletas, como la anterior vez, no sé si lo comenté… En Xi’an me hicieron abrir la maleta que quería facturar porque llevaba un libro… Sí señores, se ve que el tocho de guía de China puede ser muy peligroso. Y esta vez, en Chengdu, a Joan li hicieron sacar las baterías de la cámara y llevarlas en la mochila de embarque. Muy raro todo. Pero bueno, te asustas porque NADIE habla inglés y vete tu saber qué piensa esta gente. En fin…
Esta vez volamos con China Airlines y bueno, un poco de turbulencias pero bien.
Cuando llegamos a Guilin, en la salida del aeropuerto hay una oficina de turismo que nos explicaron las distintas opciones para llegar al centro de la ciudad y aprovechamos para pedir info para las excursiones a Río Li+Yangshuo y las Terrazas de Arroz. La primera la cogimos porque por lo que había leído el recorrido y el precio estaba bien. Así que reservado! Además al ser el aeropuerto nos dejaron pagar con VISA! ¡OTRO PUNTO POSITIVO!
Cogimos un taxi y nos llevó al hotel. Súper bien. El Cyan Box Hostel. Los dos chicos de recepción hablan perfectamente inglés, está céntrico, moderno, limpio y además tienen cafetería, así que puedes desayunar, cenar, etc. Lo que quieras! La entrada desde la calle asusta un poco, parece que entres en un callejón de una peli de miedo, pero el interior es perfecto, merece la pena.
Por la tarde empezó nuestra visita por el centro de Guilin. Un taxi nos llevó al sur, donde se coge el barco para ver el Elephant Trunk desde el agua, por sólo 10¥. El ticket del barco es de 120¥, no nos hicieron descuento de estudiante. Cuando supimos el precio nos pensamos si cogerlo o no, pero al final lo cogimos y estamos super contentos de haberlo hecho.


El barco te lleva río arriba, pasando por pescadores, gente bañándose en la orilla, mujeres limpiando su ropa, etc. Es muy auténtico y nos encantó. Más arriba llega al Elephan Trunk. Bonito pero tampoco nada en especial.


El barco sigue subiendo hasta casi el final de la ciudad y luego da media vuelta y te deja en el mismo sitio. A nosotros nos gustó mucho, tanto por el paisaje como el ver el día a día de la gente de allí.


Una vez en tierra, cogimos el bus9 por 2¥ y nos bajamos en Yoning Crossing. Un poco más adelante, a la derecha, donde se ven unos árboles, encuentras el Fir Lake con las dos fantásticas pagodas. Como ya eran las 18.30h empezó a anochecer y se iluminaron. Precioso. Es una imagen realmente bonita y muy romántica.


Nos quedamos allí contemplándolas un buen rato hasta que decidimos poner un poco de marcha e ir a la calle con más ambiente de Guilin: Zhengyang Pedestrian Street. Está muy bien. Encuentras todo tipo de restaurantes y tiendas de marcas e imitaciones (como las de la foto). Muy gracioso. Puedes encontrar Nike y al lado la otra con el logo al revés que vete tu a saber como se llama. Eso sí, la ropa y las bambas idénticas.
Nos quedamos cenando por esta calle y más tarde volvimos al hotel dando un paseo.

DÍA 12: CRUCERO RÍO LI + YANGSHUO

Como ya he comentado antes, en el aeropuerto contratamos un pack para visitar el Río Li y Yangshuo. Pagamos 220¥ por persona y el día fue de la siguiente manera.

Nos recogieron en el hotel a las 10.30h de la mañana y, parando por varios hoteles más, nos llevaron a Yangdi Town (1h30min aprox de trayecto). Allí cogimos una barca de bamboo y navegamos durante aproximadamente 1 hora por el río Li. Es ESPECTACULAR.


Esta ruta también se puede hacer en un barco más grande y dura unas 4h. Pero nosotros consideramos que sería mucho más bonito hacerla desde una barquita típica los dos solos que no en un barco grande con 100 personas más.

Estas barcas de bamboo son para 4 personas. Pero nosotros como quisimos ir solos, preferimos pagar 60¥ extras (30¥ cada sitio) y estar tranquilos.


Fue maravilloso, de verdad. Te sientes tan pequeño al lado de esas majestuosidades de montañas…
Después de estar 1h con la boca abierta, la barca paró en Nine-Horses y allí nos estaban esperando unos “carritos de golf”, o así los llaman ellos, que nos llevaron en grupos de 9 a Xingping Town. Un pueblecito muy pequeño pero bastante mono desde donde se puede ver el paisaje que está plasmado en sus billetes de 20¥. En esta población paramos 1h (13.30 a 14.30h) a descansar y nos tomamos unos zumos para reponer fuerzas y comer algo.

A las 14.30h un autocar nos llevó hasta Yangshuo, donde nos dejaron y tuvimos toda la tarde libre.
La ciudad de Yangshuo en si no tiene nada especial, salvo una calle: West Street. Pero sí que se pueden hacer unas rutas increíbles por sus alrededores. Casi todo el mundo las hace en bicicleta. Pero pensamos que si ya sudábamos en medio de la calle sin hacer NADA a 40 grados, nos podía dar algo si encima nos poníamos a pedalear 20km. Así que alquilamos una moto por 60¥ y como dos reyes hicimos toda la ruta parando en los lugares que más nos gustaban.


Hacia las 18.30h-19h volvimos al centro de la ciudad, dejamos la moto y fuimos a la estación de autobús norte para coger el bus que nos llevaría de vuelta a Guilin por 40¥.

(En este pack, si pagas 320¥, de Yangshuo te llevan a un pueblo cercano, te hacen un tour guiado por allí y te dejan en Guilin por la noche. Pero nosotros quisimos pasar toda la tarde en Yangshuo, así que por 220¥ te bajas, sigues el día por libre y tienes que volver por tu cuenta.)
Llegamos a Guilin sobre las 20.30-21h. Cenamos por Jiefang Road y fuimos al hotel a descansar.

DÍA 13: DAZHAI YAO TERRACED FIELDS

Leímos que para ver las terrazas de arroz, la zona de Ping’an Zhuang era demasiado turística, así que decidimos ir a la de Dazhai Yao y por nuestra cuenta.
Nos levantamos a las 5.30h (cada día más temprano, ¡claro que sí!) y a las 6.30h ya estábamos subiendo en el Bus No. 10 hasta la parada de Guilin Bus Station (2¥). Una vez allí, la idea era coger el Bus No. 91 hasta Qin Tan Bus Station, pero nos pasamos media hora esperando y no llegaba… Así que bienvenido sea el taxi! Lo cogimos y por 15¥ nos llevó a la estación.

Allí compramos por 56¥ dos billetes para el Bus Guilin-Longsheng. A las 8.05h el bus ya estaba en marcha rumbo a Longsheng. Una vez allí, hay la oficina donde se pueden comprar los tickets para entrar a las Terrazas de Arroz. Los compramos por 90¥ cada uno (no nos sirvió el carnet de estudiante). La idea era coger el bus que te sube de LongSheng a Dazhai pero nos encontramos con una familia de franceses que necesitaban a dos personas para llenar una furgo y subir a Dazhai por 20¥ cada uno. Así que aceptamos, ya que el bus era 15¥ y por 5¥ iríamos muchísimo más tranquilos.
Una vez arriba, nos dirigimos a subir al Golden Buddha Peak en telecabina por 60¥ (one way). Las vistas son increíbles, aunque yo no las disfruté mucho ya que tengo vértigo y estuve todo el trayecto mirando mis pies en vez de por la ventana. (¡Pero las fotos que hizo Joan son súper bonitas!)


Arriba en la montaña nos encontramos con unas vistas que nos volvieron a dejar sin aliento. Me atrevería a decir que superaron las montañas de té de Sri Lanka del año pasado. Y por bastante.
Después de fotografiar las vistas desde todos los ángulos, empezamos a bajar por un sinfín de escalones. Aunque te destrozas las rodillas, te vas encontrando con paisajes brutales. En 1h se baja tranquilamente.


A las 14h ya estábamos de vuelta a la entrada donde habíamos cogido el telecabina. Ahora el siguiente reto era encontrar un autobús que nos llevara a Guilin directo sin tener que realizar las mil paradas de la mañana. Por suerte de la vida, nos cruzamos con una china que hablaba muy bien el inglés y nos ayudó. Nos dijo que el bus azul (porqué aquí arriba van por colores) nos llevaría a Guilin directo por 50¥ cada uno pero que no salía hasta las 15.30h. Perfecto. Nos quedamos comiendo algo por ahí hasta que fue la hora de vuelta.

Hoy vamos a comernos Hong Kong! Lo poco que vimos ayer ya nos encantó! El martes que viene, cuando pongamos rumbo a Shanghai, os contamos todo lo que hemos descubierto en esta magnífica ciudad!

@mireiacrexans

EUROPA

ASIA

AMERICA

You Recently Viewed ...

FEBRERO

ENERO

VIDEO: CHINA 2016

RUTA POR CHINA

RUTA POR CHINA: Hong Kong y Macau

Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

01 Comment

LEAVE A COMMENT

CREXANS

Crexans nace de la ilusión y curiosidad que nos despierta el viajar, conocer mundo. A uno le apasiona fotografiar cada rincón y a otro investigar y empaparse de nuevas formas de vivir. En la vida lo más importante no es dónde llegas, sino las experiencias que vives durante el camino. Así que aquí estamos, dejando huella de nuestro trayecto.

INSTAGRAM @CrexansTravel

@crexanstravel

New title