CHINA ASIA

RUTA POR CHINA: Datong y Pingyao

Rating Chart

5 average based on 1 ratings

  • Excellent
    1
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0
Estamos en el tren rumbo a Xi’an y la verdad que se agradece tener un poco de tranquilidad, con asientos cómodos y con medio vagón lleno de occidentales, ¡POR FIN! No digo que los chinos sean mala gente ni mucho menos, pero tienen una manera de hacer y unas costumbres que sinceramente, a veces horrorizan (escupen constantemente en el suelo estén donde estén, los niños hacen pis y caca cuando les apetece, comen a todas horas y el olor a frito ya empieza a formar parte de nuestro olor corporal, etc.) Así que de verdad que sí que se agradece, y mucho.
Hoy os voy a explicar nuestras dos paradas después de Beijing: Datong y Pingyao.
Empezamos por coger el tren nocturno de las 21.40h en la Estación Central de Beijing en “Soft Sleeper” y la verdad que muy bien. Las camas son “bastante” cómodas y puedes dormir bien. En lo que fallamos fue el horario… Porque al cogerlo a las 21.40 llegamos a Datong a las 4.40h… Que ya me diréis qué haces en una ciudad nueva a esas horas… Aunque no estuvimos aburridos, ¡ya veréis!

En el tren nocturno, cuando subes te recogen los tickets y te dan unas tarjetas que tienes que guardar para la llegada. Nosotros estuvimos en el compartimento con una señora china y su hijo y bien, tuvimos suerte que no se puso a hablar al estilo chino (como les pasó a otros españoles que no pudieron dormir de lo que chillaban) ni a comer dejándolo todo perdido. Hacia las 4.00h de la mañana, una azafata pasa por las habitaciones donde hay pasajeros que bajan en la parada de Datong, te recogen las tarjetas y te devuelven los tickets. De esta manera no tienes que ponerte despertador (aunque nosotros siempre nos lo ponemos por si las moscas) y te despiertan con tiempo para que te asees o como mínimo lo intentes.
DIA 4: TEMPLO COLGANTE – GRUTA YUNGANG

Una vez en Datong a las 4.40h encontramos justo en frente un local abierto, el Mr.Lee, donde servían “desayunos”, y lo escribo así porque en China desayunan fideos, sopas y verduritas… Y pedimos un zumo de naranja. Sorprendentemente el zumo estaba hirviendo, así que estupendo, desayunamos zumo de naranja caliente a más no poder. Lo bueno es que pudimos despejarnos, ponernos al día con las redes sociales y esperar a que saliera el sol para presentarnos al hotel a una hora más o menos razonable.
Cuando fueron las 6.00h de la mañana nos dirigimos al hotel que teníamos reservado: Datong Jinri Business Hotel. Después de mil intentos de comunicarnos con la recepcionista, enseñarle la reserva del hotel (papel de Booking impreso en chino) y de recibir 457 “NO” de su parte, nos escribió en su ordenador con el traductor “No aceptamos extranjeros”. ¡FANTÁSTICO! ¿No creéis? Y así es, en China hay muchos hoteles que sólo aceptan chinos.
Pues nada, 6.30h de la mañana en busca de un hotel decente pero barato para dejar las mochilas e ir corriendo a la excursión que teníamos planeada. Al final encontramos un hotel, justo en frente de la estación que es de 10. ¡Nos encantó! Al principio no sabíamos si entrar porque desde fuera aparentaba ser muy caro, pero por probar que no falte, y acertamos. Fuimos al Hong Qi Hotel: 28€ la noche y con desayuno incluido. Pudimos dejar las mochilas, ducharnos y dirigirnos a la agencia CITS donde contratamos la excursión del Templo Colgante y las Grutas Yungang. Para llegar a la agencia hay que seguir los carteles CITS que encuentras por las calles. Saliendo de la estación, coges la calle hacia la derecha, y el primer callejón que encuentras a mano derecha, antes de un restaurante donde el cocinero corta los noodles en la calle, está CITS. Estamos muy contentos de la excursión. Fuimos un grupo de 8 españoles y nos lo pasamos super bien. Pagamos 100¥ por persona para el transporte+guía inglesa, y luego a parte las entradas de cada uno de los puntos: Templo Colgante 130¥ y Gruta Yungang 150¥.



Llegamos sobre las 18h de la excursión y estábamos destrozados. Así que fuimos a cenar al restaurante que he comentado antes donde el cocinero corta los noodles en la calle, y comimos muy bien. Recomendamos los noodles fritos, el tomate con huevo y el beef con patatas. Si compartes unos 3-4 platos te sale por unos 60¥.



DIA 5: DATONG DOWNTOWN

Al día siguiente desayunamos en el hotel y fuimos a hacer el turista por Datong. Cogimos el autobus de la Línea 4 frente a la estación y nos bajamos en Qingyuanjieku Weidudadao. Cruzamos por la muralla hacia el otro lado y nos dirigimos al Huayan Temple. Es muy bonito, merece la pena recorrerlo. Sobretodo se tiene que subir a la Pagoda más alta porque desde arriba se tienen unas vistas espectaculares.


Una vez salimos del Templo, paseamos un buen rato por las calles llenas de tiendas de enfrente cuando nos decidimos a ir en busca del Jiulang Bi, donde se encontraba el Muro de los 9 Dragones, pero nos encontramos al grupo de españoles con los que habíamos ido el día anterior que nos dijeron que venían de allí y que no merecía nada la pena. Así que decidimos ignorarlo y cogimos un taxi dirección Walmart.
Cuando bajamos del coche nos encontramos con muchos centros comerciales. En uno, en la entrada hay muchos muñecos del Doraemon y otros dibujos, entramos y tampoco había nada especial. Al salir, continuamos andando por la misma calle pero hacia la izquierda. Y entramos en otro que parecía un CorteIngles a lo chino y en la 6a planta fuimos a comer al Restaurante Fenglinge. Muy muy recomendable. Comes muchísimo, bueno y por un buen precio.


Cuando terminamos de comer y de dar una vuelta por el centro comercial, volvimos al Downtown y nos sentamos en una cafetería que hace esquina a tomarnos un Mocca Ice divino. Allí nos encontramos a unos amigos de Barcelona (¡qué pequeño es el mundo!) y pasamos la tarde con ellos.
Alrededor de las 19h y algo, volvimos al hotel a recoger las maletas y nos fuimos a cenar con todos los españoles al restaurante donde comimos el día anterior, antes de coger todos el tren nocturno para dirigirnos a Pingyao (22.26h Soft Sleeper).

DIA 6: PINGYAO

Llegamos a las 5.52h de la mañana a Pingyao. El día anterior recibimos un mensaje del hotel que habíamos a través de Booking diciéndonos si queríamos que nos vinieran a recoger a la estación por 10¥ y fue la mejor opción. Así que cuando bajamos del tren, un chico ya nos estaba esperando con mi nombre escrito en su móvil. Muy simpático, hablándonos en inglés (¡Bieeeeeeen! Hasta ahora casi NADIE hablaba inglés), nos llevó al hotel, nos dio un mapa y nos marcó todo lo que teníamos que ver.
Suerte que nos vinieron a recoger porque sino seguro que no llegamos a encontrar el hotel, ya que para entrar es muy complicado. Pero bueno, la relación calidad precio de este hotel ha sido excepcional: Pingyao Fu Lin Yuan Inn. Limpia, grande, de cama doble y con wc como dios manda por sólo 107¥. Un lujo. Nos duchamos y nos pusimos en marcha a visitar Pingyao. Sólo teníamos un día para recorrer sus calles.

Empezamos el día saliendo fuera de la muralla para ir en busca de un cajero, ya que en China es imposible pagar con tarjeta, no te la aceptan ni en los hoteles, y además hay cajeros que tampoco aceptan Visa. Así que podríamos decir que es todo un reto.
Al final encontramos uno a unos 10min andando desde la puerta sur de la muralla. De camino al banco, paramos en la cafetería Lily Baking donde POR FIN, después de tantos días, pudimos desayunar un buen capuccino y una pasta, en plan europeo total. ¡Supo a gloria!

Con energía renovada y listos para visitar Pingyao, volvimos dentro de la muralla y compramos el ticket por 75¥ que te permite visitar todos los puntos interesantes de la ciudad. Desde mi punto de vista, el único que realmente merece la pena es subir a la entrada sur, donde tienes unas vistas muy bonitas. Pero los otros… Al final parecen todos iguales.


Pero las calles de Pingyao enamoran… Llenas de tiendecitas y sobretodo cafeterías super monas.


Para mi las mejores han sido dos: una tienda en la que puedes encontrar sobres, libretas, llaveros, etc. todos hechos a mano y con un gusto exquisito; y otra que es medio librería medio cafetería con alma propia.



Libros que hablan de China, del Tibet y de recorridos para descubrir paisajes increíbles. Repleta de fotografías y mensajes en las paredes de viajeros que han querido dejar huella en ese lugar. No sé… Me desprendió unas vibraciones brutales y ganas de quedarme a vivir ahí dentro. (Que por cierto, después de salir de ahí ya tenemos pendiente un viaje al Tibet fijo!)
Paseando se nos hizo de noche, y cenamos en uno de los restaurantes recomendados por la guía Lonely Planet, el Sakura Cafe. La verdad es que después de tantos fritos, salsas, picantes y verduritas extrañas, se agradece un poco de comida europea.


Eso es todo.

Estamos preparando mapas ilustrados y vídeos que colgaré en cuanto lleguemos a Barcelona en Septiembre.

¡Hasta el lunes #GlobeTrotters!

EUROPA

ASIA

You Recently Viewed ...

FEBRERO

ENERO

VIDEO: CHINA 2016

RUTA POR CHINA

RUTA POR CHINA: Hong Kong y Macau

Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

01 Comment

LEAVE A COMMENT

CREXANS

Crexans nace de la ilusión y curiosidad que nos despierta el viajar, conocer mundo. A uno le apasiona fotografiar cada rincón y a otro investigar y empaparse de nuevas formas de vivir. En la vida lo más importante no es dónde llegas, sino las experiencias que vives durante el camino. Así que aquí estamos, dejando huella de nuestro trayecto.

INSTAGRAM @CrexansTravel

@crexanstravel

New title