Barcelona ITALIA EUROPA

MILAN EN 2 DÍAS

Rating Chart

0 average based on 0 ratings

  • Excellent
    0
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0
DÍA 1:  CENTRO HISTORICO + BRERA

Cogimos el avión a las 7.15h de la mañana con Vueling y llegamos a las 8.30h con un vuelo perfecto. Nada más bajar nos dirigimos a la Planta -1 del aeropuerto para comprar los billetes de tren hacia el centro de la ciudad. El aeropuerto de Malpensa está a casi 50km de distancia (1h en coche y 50min en tren) así que en taxi te puede costar hasta 80€, una locura. Compramos los billetes del Malpensa Express con ruta “MXP Aeroporto T1-T2 – Milán” por 13€ cada uno y bajamos a la Planta -2 a los andenes. El trayecto duró 45min en un tren súper cómodo y nos plantamos en la Estación Centrale.
**Los billetes hay que validarlos en unas pequeñas máquinas situadas en los andenes. El revisor pasa muy a menudo, así que para evitar cualquier susto… ¡A validar!

Una vez en la Estación Centrale cogimos el Metro L3 hacia Crocetta, donde teníamos el hotel. El billete sencillo cuesta 1,50€. También hay pases de 24h y de 48h pero decidimos recorrer la ciudad a pie y no nos arrepentimos!

crexans-milan

Cuando llegamos a Crocetta, el hotel nos quedaba a tan sólo un par de calles. El magnífico Uptown Palace. La atención es súper buena, las habitaciones son súper chulas (algunas con vistas al Duomo) y el desayuno con un buffet de primera. Por suerte tenían nuestra habitación preparada, ¡así que dejamos las maletas y a conocer la ciudad!

Empezamos por el centro histórico. La plaza del Duomo es increíble con estos dos edificios tan majestuosos presidiéndola. ¡Una pasada! Miramos de entrar en el Duomo pero había tanta cola que decidimos dejarlo para el día siguiente pensando que todo el mundo estaría durmiendo con resaca (inocentes de nosotros…). Así que entramos en las Gallerias Vittorio Emanuele II. ¡Son maravillosas! A mí lo que más me fascinó es el techo… De lo mejor de la ciudad.
crexans-milan-italy-vittorio-emanuele

crexans-milan-vittorio-emanuele

Las cruzamos en línea recta hasta llegar a la Piazza La Scala, presidida por el gran Teatro La Scala famoso por la Ópera House, y acompañada por una estatua de Leonardo Da Vinci en el centro. Es una plaza muy animada donde recomiendo sentarse en uno de los bancos y mirar a la gente.
Retrocedimos una calle hasta Piazza Mercanti de donde empieza la Via Dante. Es una calle peatonal preciosa, llena de terracitas y tiendas, que llega hasta el Castello Sforzesco.

crexans-milan-castello-sforzesco
Este es un castillo enorme que alberga la mayoría de los museos de Milán. Hay muchos por recorrer, pero nosotros nada más entrar, pasando la primera “plaza”, a mano derecha compramos las entradas (5€ por persona) y recorrimos dos de los museos: el de las armas y caballería (que ahora mismo no recuerdo el nombre) y el de Instrumentos Musicales. Realmente me parecieron muy interesantes.

Saliendo de allí, salimos por la puerta contraria a la que entramos y nos plantamos en el Parco Sempione. Es un parque muy bonito donde descansar y, tal vez mejor en verano o primavera, hacer un picnic en el césped. Además, es donde se sitúa el grandioso monumento del Arco della Pace.

6614371
Dejando el parque atrás, nos adentramos en el barrio de Brera. Cogimos Via Tivoli hasta Corso Garibaldi, y empezamos a subirlo. Me encantó esta callé, llena de pequeños restaurantes y tiendas. Andando se nos hizo la hora de comer, así que nos paramos en el Moleskine Cafe.
¡ME CHIFLÓ! Es una cafetería de esta marca donde también puedes comprar sus productos o pasar la tarde allí estudiando. Para comer hacen un brunch genial de 22€ per personas en el cual tienes que escoger 6 platos de toda la carta más café, zumo y agua. Os adjunto la foto del menú y de todos los platos para que os hagáis una idea. ¡Comimos de fábula!
crexans-milan-moleskine-cafecrexans-milan-moleskine-cafe

Continuamos la tarde paseando por Brera. Subimos todo Corso Garibaldi hasta llegar a Corso Como. Allí se concentran grandes marcas y también una explanada con fuentes de agua que “bailan” al son de la música. Me encantó ese momento. Villancicos sonando y los chorros de agua parecían que bailasen.

Bajamos por todo Via Solferino hasta llegar a Via Fatebenefratelli. Giramos a la izquierda y hasta llegar a Alessandro Manzoni. ¡Y aquí empieza el famoso Cuadrilátero de la Moda! Bajamos por Alessandro Manzoni, giramos por Via Monte Napoleone, volvimos a subir por Corso Venezia y de vuelta al inicio por Via della Spiga… La mejor calle de todas. Tiene un encanto increíble, y todavía más decorada de Navidad. ¡Me enamoré de ella!
crexans-milan-quadrilatero-della-moda

crexans-milan-corso-della-spiga

Una vez recorridas todas las tiendas más top, bajamos por Alessandro Manzoni hasta llegar a la Plaza del Duomo. Allí nos sentamos en una de las terrazas a tomar algo y viendo como oscurecía y preparaban todo para dar la bienvenida al año nuevo.
A las 19.30h nos dijeron que cerraban y nos avisaron de que ese día casi todos los establecimientos cerrarían más temprano. Así que, con miedo a quedarnos sin cenar, dimos una vuelta por allí viendo en qué restaurante podríamos comer, hasta que encontrarnos uno donde quedaba una mesa: el Mercanti Cafe. Fue una cena PERFECTA. Nos pusieron en la terracita que tienen con vistas directas al Duomo iluminado y la comida fue excepcional.

Vistas desde el restaurante.
Vistas desde el restaurante.

crexans-milan-cafe-mercanti
Después de una velada estupenda nos fuimos al hotel a ponernos guapos, descansar un poco y salir a dar la bienvenida al 2017 en frente del Duomo. Y así fue. Abarrotado de gente, recibimos el año nuevo acompañados de un grupo de mujeres muy divertidas con las que compartimos tradiciones italianas-españolas.

crexans-milan-duomo-night
DÍA 2: DUOMO + NAVIGLI

Empezamos el año visitando el Duomo. Hay tres taquillas donde comprar las entradas. Mirando de frente a la Catedral: una a la derecha (donde hay más cola), una a la izquierda (por donde también se accede a la terraza) y por último detrás del edificio. Compramos los tickets por 11€ por persona y entramos. El Duomo es precioso y las vistas desde la terraza aún más. Aunque como ahora es invierno no nos dejaron subir hasta el último tramo.
crexans-milan-duomo

Interior del Duomo.
Interior del Duomo.
Vistas desde la terraza del Duomo.
Vistas desde la terraza del Duomo.

Cuando terminamos, cogimos Corso Italia y nos dirigimos al barrio de Navigli famoso por sus canales. Bajamos hasta llegar a Viale Gian Galeazzo, donde giramos a la derecha. Y por aquí hasta encontrarnos con Porta Tincinese.

Antes de empezar a visitar el barrio, decidimos ir a comer algo. Justo en frente de Porta Tincinese, en la misma calle donde hay el McDonald’s, entramos en el restaurante Fofo Mattozzi, donde comimos una pizza muy buena!

Con la barriga llena, cruzamos la plaza hasta llegar a Navigli Grande. Empezamos recorriendo el canal por Alzaia Naviglio Grande. Es una zona preciosa donde recomiendo mucho ir al atardecer. A mano derecha vas encontrado puertas que te conducen a callejones repleto de pequeñas tiendas y artistas. ¡Me encantó! Más adelante se llega a la calle Lavandai, donde se puede ver como antiguamente las mujeres lavaban su ropa.
Seguimos andando hasta llegar al puente de Via Casale y volvimos por el otro lado del canal, por Ripa di Porta Ticinense. Para mi esta zona es de las más bonitas de Milan. Muy auténtica y con establecimientos preciosos.

crexans-milan-navigli-canal

crexans-milan-navigli-artists

Para terminar la tarde y el viaje, paseamos por el mercadillo de Navidad que había justo al otro lado del Darsena donde probamos productos típicos italianos y escuchamos a un par de bandas de música tocar. Una parada obligada si se va por estas épocas.
crexans-milan-darsena

 


Mireia Crexans


EUROPA

BARCELONA Y ALREDEDORES

You Recently Viewed ...

B-TRAVEL 2017

ESTOCOLMO y UPPSALA

LA RIOJA

FEBRERO

TOP 5: EUROPEAN DESTINATIONS

Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

LEAVE A COMMENT

CREXANS

Crexans nace de la ilusión y curiosidad que nos despierta el viajar, conocer mundo. A uno le apasiona fotografiar cada rincón y a otro investigar y empaparse de nuevas formas de vivir. En la vida lo más importante no es dónde llegas, sino las experiencias que vives durante el camino. Así que aquí estamos, dejando huella de nuestro trayecto.

INSTAGRAM @CrexansTravel

@crexanstravel

New title