HUNGRIA EUROPA

MAJESTUOSO BUDAPEST

Rating Chart

5 average based on 1 ratings

  • Excellent
    1
  • Very Good
    0
  • Average
    0
  • Poor
    0
  • Terrible
    0

Hay destinos que nunca te planteas, pero que por casualidades de la vida te plantas ahí y se convierten en uno de tus rincones favoritos del mundo. Pues así es Budapest.

Como muchos ya sabéis, la capital de Hungría es una ciudad relativamente nueva, ya que hasta 1873 fueron dos ciudades distintas -Buda y Pest- separadas por el río Danubio.

Buda es la parte histórica de la ciudad donde se asientan los barrios señoriales, mientras que Pest es donde se concentra la vida urbana.

Nosotros nos alojamos en Buda, exactamente en Gold Hotel Wine & Dine. Está alejado del centro pero su comunicación es perfecta, entre el Castillo de Buda y la Ciudadela, y su relación calidad-precio más que bien.


DIA 1


El primer día empezamos por los alrededores del hotel. Pasando por Géllert-Hegy, donde hay unas vistas espectaculares de toda la ciudad, llegamos hasta la Citadella. Un recorrido andando precioso y muy tranquilo. Más tarde, bajamos hasta llegar al Elisabeth Bridge, por donde cruzamos para ir a la parte Pest. Durante el camino se puede contemplar el gran Puente de las Cadenas, aunque es mucho más bonito de noche iluminado.

budapest-views-crexans

Una vez llegamos a Pest, caminamos por la orilla del río viendo grandes tiendas, restaurantes y hoteles, como el espectacular Four Seasons, hasta llegar al Parlamento. Es increíble. Las visitas son guiadas y están programadas según el idioma. Os recomiendo que compréis los tickets cuanto antes porque se llenan los grupos muy rápido y las visitas no son cada hora…

parlament-budapest-crexans

Después, nos dirigimos a la Catedral de San Esteban por la calle Nádor u. y Zrinyi u. La plaza es súper bonita, pero lo que es un must es subir a la azotea de la catedral. Las vistas son espectaculares. Una vez de vuelta a la calle, comimos en alguna restaurante cerca de ahí. En Budapest hay muchísimos bares, cafeterías y restaurantes a muy buen precio. Bueno, en realidad toda la ciudad es muy muy barata si la comparamos con Barcelona. Puedes comer un menú completo por unos 5€ ¡y no es broma!

cathedral-budapest-crexans

Por la tarde, volvimos a cruzar el Danubio para dirigirnos al Castillo de Buda y al Bastidor de los Pescadores. Aquí se nos hizo de noche y pudimos volver a tener imágenes increíbles de Budapest todo iluminado. Pasamos toda la tarde perdiéndonos por los caminos, césped y murallas. Y fue en una de las plazas que hay donde encontramos una cafetería monísima donde cenar.

bastidor-pescadores-budapest-crexans

bastidor-budapest-crexans


DIA 2


El primer día visitamos todo lo “reglamentario” para así tener el segundo día de más diversión.

Cogimos el autobús y nos bajamos en la Ópera. No la visitamos por dentro, pero lo que sí hicimos es un break en una de las increíbles cafeterías de su alrededor. No pueden tener más clase y elegancia. De esas que te da hasta miedo entrar con jeans. Pero se tiene que hacer y probar sus cafés y pastas. ¡Deliciosas!

Una vez con fuerzas, continuamos caminando por tooooda la avenida Andrássy, donde están situadas las mejores tiendas de la ciudad (un equivalente a Paseo de Gracia de Barcelona). Llegamos a la Plaza de los Héroes, que da la bienvenida al parque Városliget, donde en invierno el lago está congelado y puedes patinar sobre hielo. Y eso es lo que hicimos. ¡Patines, guantes y a disfrutar de toda la mañana!

ice-skating-budapest-varosliget-crexans

Después de comer nos adentramos un poco más en el parque hasta encontrar el majestuoso Balneario Széchenyi. Como ya dije en el post anterior, es increíble.

Te dan un pequeño vestidor, una toalla y ¡a correr! Tienes que desplazarte en bañador desde de dentro del edificio hasta la piscina exterior, que probablemente en febrero la temperatura sea de 0 grados, y tirarte en el agua. Después de eso nadie es capaz de volver a salir.

Os recomiendo comprar las entradas con antelación, ya que os ahorraréis colas y decepciones si llegáis hasta ahí y está lleno… Nosotros las compramos a través de DisfrutaBudapest.

balenario-szechenyi-budapest-crexans

Una vez relajados y vestidos, cogimos el metro hasta llegar a la orilla del río, desde donde salen barcos-restaurantes que nos llevó a dar una vuelta por todo el Danubio, viendo el Puente de las Cadenas y el Parlamento iluminados, acompañado de una gran cena con música. Fue una experiencia muy romántica.

(Esto también lo reservamos a través de DisfrutaBudapest)

puente-cadenas-budapest-crexans


DIA 3


¡Último día en Budapest! El avión salía a media tarde, así que sólo tuvimos la mañana para visitar dos cosas que nos quedaban: la Sinagoga Judía y el Mercado Central.

La primera me impactó mucho. Nunca antes había estado en una Sinagoga y la verdad es que me gustó muchísimo. Cada detalle estaba pensado y tenia su porqué…. Y el mercado central estuvo muy bien. Abarrotado de tiendecillas donde puedes encontrar de todo y más. Comida, souvenirs, ropa, cerámica, etc. ¡Muy curioso!

mercado-central-budapest-crexans

Al salir del mercado nos encontramos con todas las calles cubiertas de nieve, ¡fue precioso!

Y así fue como nos despedimos de esta gran ciudad, nevada e iluminada.


Mireia Crexans


Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

LEAVE A COMMENT

CREXANS

Crexans nace de la ilusión y curiosidad que nos despierta el viajar, conocer mundo. A uno le apasiona fotografiar cada rincón y a otro investigar y empaparse de nuevas formas de vivir. En la vida lo más importante no es dónde llegas, sino las experiencias que vives durante el camino. Así que aquí estamos, dejando huella de nuestro trayecto.

INSTAGRAM @CrexansTravel

@crexanstravel

New title